Imprimir

Se ha dotado de nuevo acerado, se han sustituido tuberías de agua y farolas y se ha habilitado una zona de aparcamiento

 

 La calle Nemesio Fernández de Mera de Torralba de Calatrava ya está abierta al tráfico, al haber concluido las obras de remodelación que se han llevado a cabo en esta vía urbana.

Los trabajos han consistido en la realización de nuevos acerados en ambos lados de la calle, la sustitución de tuberías antiguas, la renovación de luminarias y la habilitación de una zona de aparcamiento.

En concreto, se han construido 265 metros lineales de acera con un ancho variable entre 1,20 y 1,50 metros. Para ello, se talaron los árboles cuyas raíces habían destrozado el acerado, se retiraron los tocones, se levantaron los acerados antiguos y se colocaron los bordillos y las baldosas.

Asimismo, se ha cambiado la red de abastecimiento de agua, sustituyendo 160 metros lineales de tubería de fibrocemento de 75 milímetros de diámetro por tubería de polietileno de alta densidad con 90 milímetros de diámetro. También se han instalado las arquetas, las acometidas y las llaves de corte de válvulas.  

 

En lo que respecta al alumbrado, se han retirado las farolas de suelo y se han sustituido por farolas de pared. La actuación se ha completado con la habilitación de una zona de aparcamiento para unas 10 plazas y la pintura de la señalización vial.

El concejal de Urbanismo, Luis Blanco, explicaba que “esta actuación era muy necesaria puesto que los acerados de la calle se encontraban muy deteriorados y entrañaban un grave peligro de caídas para los vecinos y viandantes, además de que la iluminación era muy deficiente”.

Además, resaltaba que se ha aprovechado esta intervención para sustituir las tuberías de agua antiguas por otras nuevas “que evitarán fugas y averías de un bien escaso como es el agua, además de adaptarse a la normativa vigente”.  

Blanco apuntaba que “los trabajos se han demorado más de la cuenta como consecuencia del Covid-19 ya que el Ayuntamiento decidió paralizar todas las obras para prevenir y evitar riesgos de contagio entre los trabajadores” y ha añadido que “afortunadamente, los vecinos ya pueden transitar por esta calle con mucha más seguridad”. 

Los trabajos, que han sido financiados en su mayoría con cargo a una subvención del Plan de Apoyo a Municipios de la Diputación Provincial de Ciudad Real, han sido realizados mayoritariamente por personal del Ayuntamiento con la colaboración de los técnicos de Aquona.

La inversión ha rondado los 28.000 euros.

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s